En Fotografía

Comunicar con fotos: 5 puntos básicos para lograrlo

En los tiempos que corren es impensado promocionar un producto o servicio sin contenido visual que acompañe. Las fotografías son un aliado imprescindible, no sólo completan la información escrita sino que también apelan a los sentidos, despiertan emociones y sensaciones que refuerzan el mensaje.

Hoy en día todos estamos muy conectados con esta herramienta, sacar fotografías y compartirlas en las redes sociales es casi un hábito, pero siempre es importante tener en cuenta algunas cosas para lograr un excelente resultado, y sobre todo, un resultado de calidad.

Como en todo proceso creativo lo primero que tenemos que hacer es planificar y bocetar las fotos, así sean sencillas y para un simple posteo como una campaña. Cualquiera sea el caso, requiere un pensamiento previo ya que no se trata de fotografías espontáneas como pueden ser las de un viaje.

5 puntos que debemos tener siempre en cuenta:

1/ Definir el mensaje a comunicar.

Nunca hacemos una foto porque sí, por lo general lo hacemos para transmitir, compartir y contar algo. En base al mensaje se definirá la composición, luz, colores, contexto, etc. que se vaya utilizar.

2/ La iluminación es todo.

Elegir conscientemente el tipo de luz hace que el resultado sea el que teníamos en mente. La luz natural comunica algo muy distinto que la artificial, no hay una que sea mejor que otra, todo depende del concepto a graficar. Las sombras proyectadas también se deben decidir, sombras sí o sombras no, ambas opciones son correctas pero cada una transmite algo muy distinto. La fotografía es «dibujar con luz», o sea que la iluminación es uno de los puntos fundamentales en que pensar.

3/ Locación.

El lugar también es importante, puede ser nuestra oficina, un estudio fotográfico o en exteriores, pero no será al azar. Siempre evitá que salgan en cuadro elementos que no tienen que ver con la escena de la foto, como enchufes, tomas de luz, cables, etc.

4/ Componer creativamente.

Una foto cautivante, que capte nuestra atención suele tener una buena composición. Todos los elementos que participan en escena tienen que tener una razón de ser, un motivo por el que los estamos haciendo protagonistas, de lo contrario, no van. Se suele cometer el error de agregar objetos innecesarios para rellenar pero en lugar de llamar la atención del espectador lo único que logramos es perturbar. Pensemos siempre dónde queremos que vaya la mirada, si hay muchas distracciones el ojo no sabe que priorizar y escapa de esa imagen.

5/ El poder de los colores.

Seleccionar la paleta cromática ayuda a lograr fotografías menos caóticas. Los colores tienen poderes, nos despiertan sensaciones, por lo que debemos tenerlos en cuenta y definirlos de forma consciente en coherencia a lo que queremos contar. Colores fríos, cálidos, saturados, desaturados, hay infinitas variantes. Si la decisión es hacer fotos en blanco y negro, también hay que pensar en los colores para generar el contraste necesario y siempre pero siempre se deben realizar las tomas en color y luego en la edición hacerlas monocromáticas.

Lo ideal es planificar las fotografías con tiempo y hacer varias juntas, resolver en un día todas las que sean necesarias para el mes por ejemplo te va a aliviar mucho el trabajo.

En conclusión: nunca olvides el mensaje que hay detrás de cada foto, todas las decisiones se toman teniendo eso bien en claro. Una imagen puede ser hermosa pero si no cuenta nada, es una foto más.

Esperamos haberte ayudado a generar mejores contenidos gráficos para tu marca.
Suscribite a nuestro newsletter para recibir más notas de interés.

¡Hasta la próxima!

Lore & Juli.

Suscribite para recibir nuestras novedades